Saltar al contenido

Biotopo

Biotopo
Biotopo
Los ecosistemas están compuestos por muchas especies y otros elementos no vivos. Dentro de la biodiversidad y la ecología, estos componentes están fuertemente relacionados y se estudian por medio del tipo de biotopo (elementos no vivos; por ejemplo, el suelo o la tierra, las montañas, el agua, la atmósfera… etc.) y la biocenosis (que son los organismos vivos). Estos dos tipos de factores son amplios y dispares. Cuando se combinan, cubren toda la biosfera. Es necesario pensar, que las condiciones ambientales interactúan con el medio ambiente y con la vida que existe en un determinado territorio o zona en diferentes niveles. El término, que literalmente significa “medio ambiente vivo” se aplica al espacio físico natural limitado en el que viven los organismos vivos.

¿Qué es un biotopo?

Es la parte no viviente o abiótica, es decir, el entorno físico en el que viven los organismos (energía solar, viento, luz, lluvia, suelo, temperatura, humedad, piedras… etc.) o lo que es lo mismo, es el lugar donde viven las especies determinado por una zona de condiciones ambientales uniformes.

En cuanto a la etimología de la palabra, está formada por el prefijo “bio” que es una alusión a la vida, y el “topo” que significa lugar, procedente del legado griego.

Así que ya sabemos cuál es la diferencia entre biotopo y biocenosis (imagen superior); la primera es el entorno físico en el que viven los organismos y la segunda, los componentes vivos.

Nota: No debe confundirse con el término Hábitat, que es el lugar donde se desarrolla una especie. (Por ejemplo; En un suelo húmedo, entre rocas, en el fondo del río, en una rama de árbol, en una zona costera, en el fondo del mar…ect)

Componentes del biotopo

  • Está formado por tres elementos: el medio ambiente, el sustrato y los factores ambientales abióticos (los que no tienen vida) que afectan a los seres vivos en su conjunto:El medio ambiente. Está determinado por el fluido que rodea a todos los organismos, es decir, el agua y el aire.
  • El sustrato. Está determinado por toda la superficie en la que los seres vivos son apoyados, desplazados o fijados por los organismos. El ejemplo perfecto es el suelo o el terreno.
  • Los factores abióticos. Son los que componen los elementos físico-químicos determinados principalmente por la temperatura, la humedad, la luz…etc (Más información de los factores abióticos característicos). Los factores abióticos, el medio ambiente y el sustrato, son muy importantes de estudiar ya que determinarán el tipo de vida que se desarrolla en un lugar. Los principales son:
  • La luz. Esencial en la fotosíntesis de las plantas. Por ejemplo, una alta luminosidad favorece el crecimiento del fitoplancton en un ecosistema acuático.
  • El agua. Fundamental en la síntesis de nueva materia orgánica.
  • La temperatura. Acelera la velocidad de las reacciones bioquímicas. Por ejemplo, a temperaturas más altas, las plantas, si tienen luz y los nutrientes necesarios, crecerán más rápido.
  • La salinidad del agua. Es decisiva en el caso de los organismos marinos y de agua dulce.
  • El HP. Los seres vivos suelen tener un pH cercano al neutro (6-6,5).
  • El CO2 disuelto en el agua y en la atmósfera. Fundamental para los organismos fotosintéticos.
  • El O2 atmosférico y disuelto en el agua. Necesario para la respiración celular.
  • Los nutrientes. CO2, H2O, nitrógeno, fósforo, etc.

Tipos de biotopos

En la naturaleza podríamos distinguir tres grandes tipos en la tierra. El primero se distingue por ese medio marino y el segundo, se encuentra en la superficie terrestre (Epigeo) y en la zona subterránea (Hipogeo – Cuevas de ejemplo), el tercero, es una combinación de los dos anteriores, por ejemplo la costa o los humedales. Así que tenemos:

  • El biotopo acuático (El que determina el medio marino, o el de los ríos, lagos…ec)
  • El biotopo terrestre (El que determina el ambiente en la superficie de la tierra; montañas, praderas…etc)
  • El biotopo mixto (combinación de los dos anteriores)

La comunidad de animales y plantas de un lugar determinado ha tenido que adaptarse para sobrevivir en determinados entornos, es decir, para vivir en la superficie terrestre que respiran a través de las tráqueas o los pulmones, y para sobrevivir en el medio acuático tienen que respirar por las branquias.

Vídeos de Biotopo