Saltar al contenido

Desierto

desiertos
Desierto
Las características del desierto son fácilmente identificables y corresponden a un suelo árido donde las temperaturas son extremas y las precipitaciones muy bajas. De hecho, el bioma del desierto es el más seco de todos, con un paisaje virtualmente desnudo donde la ausencia de vegetación es palpable. Estos son ambientes particularmente hostiles! Aunque algunos de nosotros podemos asimilar el hecho de que el desierto es un lugar sin vida e inhóspito dentro de la amplia biodiversidad que podemos encontrar en los tipos de ecosistemas alrededor de la Tierra, en realidad albergan vida, obviamente en menor medida, pero que tanto las plantas, como la flora y los animales, se han adaptado a la dureza del clima a lo largo del tiempo. Debemos recordar que lo que caracteriza a un desierto es la precipitación donde ésta es prácticamente nula, por lo que también hay desiertos congelados, aunque las temperaturas son extremadamente frías en realidad tampoco llueve, en todo caso es nieve que cae y se congela rápidamente.

Desierto

Otra de las peculiaridades de este bioma terrestre, es la arena del desierto que vale la pena que variará de coloración según la ubicación y la región, con colores marrones, grisáceos o incluso amarillentos. Por las peculiaridades de la arena y el clima es extremadamente absorbente y drena de forma rápida la poca agua de lluvia que puede caer.

En los biomas desérticos también forman grandes tormentas de arena que en algunos casos son de enormes dimensiones como se pueden observar en el desierto del Sahara haciendo imposible una visión, además los vientos pueden trasladar la arena a muchos kilómetros de distancia.

Ubicación de los desiertos

Los desiertos están presentes en todos los continentes de la superficie de la Tierra, excepto en Europa, donde pueden encontrarse en masas muy pequeñas. Los desiertos cálidos se encuentran especialmente en latitudes templadas y tropicales.

Los principales desiertos se encuentran en el norte de África, Australia Occidental, Asia Menor y las buenas zonas áridas de Arizona, en los Estados Unidos, y el norte de México. El desierto más grande del mundo es el Sahara, que puede estar situado en el continente africano.

Las zonas áridas, los semidesiertos y los desiertos cubren alrededor de 1/5 de la superficie del planeta, es decir, casi una superficie similar a la de África. Además, en el siguiente gráfico podemos ver el porcentaje de superficie que cubren en relación con los continentes:

La mayor región desértica de la tierra se encuentra, como podemos ver en la imagen, en el continente africano, donde se concentra el 42% del total de las zonas áridas, seguido de Australia con el 16%.

El clima de los desiertos

Los desiertos se encuentran a lo largo de todos los continentes y según la región, encontramos una variación de las precipitaciones. En general, son extremadamente calurosos durante el día (entre 40 y 50ºC) y fríos con temperaturas muy bajas por la noche (de 0 a -10ºC).

En proporción, las más calientes corresponden al 43% y las más frías al 24%, el resto comprendería regiones con temperaturas menos agudas.

Recordemos que los elementos no vivos; por ejemplo el suelo o la tierra, las montañas, el agua, la humedad…etc, se llaman biotopos y es interesante estudiarlos.

Tipos de desiertos

Debido al clima y otras características, hay principalmente cuatro tipos de desiertos alrededor de la Tierra:

  • Desiertos secos y calientes
  • Desiertos fríos
  • Desierto semiárido
  • Desiertos costeros
    • Desierto caliente y seco
      Se reconoce por las altas temperaturas a lo largo del año y especialmente en verano donde alcanzan niveles más altos. En promedio podríamos decir que están por encima de 20 a 25 25ºC. La temperatura mínima puede alcanzar los -18ºC. Debido a la baja humedad del aire, la radiación solar es alta e intensa. Las precipitaciones tienden a ocurrir en cortos períodos de tiempo e incluso pueden pasar varios años sin caer en una gota de agua. El ejemplo perfecto es el desierto del Sahara.
    • Desiertos fríos
      En este caso estamos hablando como hemos comentado y creo que sería lo que se encuentran en la Antártida y otras regiones del hemisferio norte. En verano se pueden registrar temperaturas de hasta 21 a 26ºC y en invierno entre -2 y 4ºC.
    • Desierto semiárido
      En verano, las temperaturas pueden alcanzar los 21 a 27ºC. Por la noche disminuye aproximadamente 10ºC. Con pocas precipitaciones pero un poco más abundantes que los desiertos calientes, son ambientes secos y el ejemplo perfecto sería el desierto de Montana.
    • Desiertos costeros
      Las temperaturas oscilan entre los 13 y 14°C en verano y en invierno pueden bajar hasta los 5°C con un poco más de lluvia que en el desierto semiárido. El ejemplo perfecto sería el desierto de Atacama.

¿Cómo es el paisaje del desierto?

A grandes rasgos, lo que encontraremos es un suelo rocoso, seco y cálido y en muchos casos combinado con grandes dunas de arena, formaciones rocosas y montañas con poca vegetación y sin árboles.

Se caracterizan por:

  • El paisaje está determinado por las rocas y la geomorfología.
  • Se pueden reconocer grandes tipos de paisaje dependiendo de las características físicas del entorno.

Vídeos de desiertos