Saltar al contenido

Ecosistemas naturales

Ecosistemas naturales
Ecosistemas naturales
Un ecosistema es el sistema formado por todas las comunidades naturales o conjuntos de organismos que viven juntos e interactúan entre sí en una relación íntima con su respectivo entorno. El ecosistema natural incluye los ecosistemas de los continentes, islas del mundo, y comprende una serie de sistemas de interacción abiertos que incluyen formas vivas como animales, plantas, mares y microorganismos, así como su entorno abiótico: suelos, formaciones geológicas y constituyentes atmosféricos, así como sus actividades, interrelaciones, reacciones químicas, cambios físicos y otros fenómenos de cada uno. El organismo es la unidad fundamental de la ecología, el sistema ecológico elemental. Ninguna unidad más pequeña de la biología, como un órgano, una célula o una molécula, tiene una vida separada en el medio ambiente. A lo largo de su vida, los organismos transforman la energía y procesan los materiales a medida que metabolizan, crecen y se reproducen. Al hacerlo, cambian las condiciones del medio ambiente y la cantidad de recursos disponibles para otros organismos y contribuyen a los flujos de energía y al reciclaje de elementos en el mundo natural. Los grupos de organismos con sus entornos físicos y químicos forman un ecosistema. Los ecosistemas son sistemas ecológicos inmensamente grandes y complejos que incluyen hasta muchos miles de tipos diferentes de organismos que viven en una amplia variedad de entornos individuales. Podemos hablar de un ecosistema de bosque, un ecosistema de pradera y un ecosistema de estuario como unidades definidas porque hay relativamente poco intercambio de energía o sustancias entre estas unidades en comparación con las innumerables transformaciones que tienen lugar dentro de cada una de ellas. Sin embargo, en última instancia, todos los ecosistemas están relacionados en una sola biosfera que incluye todos los ambientes y organismos de la superficie terrestre. Las partes más distantes de la biosfera están relacionadas entre sí por la energía y los nutrientes transportados por las corrientes de viento y de agua y los movimientos de los organismos. El agua que fluye desde la fuente de un río hasta un estuario conecta los ecosistemas terrestres y acuáticos de la cuenca con los del medio marino. Las migraciones de la ballena gris conectan los ecosistemas del Mar de Bering y del Golfo de California. La importancia del movimiento de materiales entre los ecosistemas de la biosfera se ve acentuada por las consecuencias globales de las actividades humanas.

Ecosistema natural

Son los que se desarrollan en la naturaleza de forma espontánea o simplemente natural con el paso del tiempo, sin la intervención del ser humano en ningún momento.

Son comunidades naturales, ambientes físicos y grupos de seres vivos que tienen características particulares de clima, condiciones atmosféricas y de suelo, en un ambiente o área determinada.

Recordemos que:

  • Los ambientes físicos son los que forman el biotopo (montañas, temperatura, suelo…etc)
  • Y el conjunto de los seres vivos constituye la biocenosis (Animales, plantas, flora…etc)

Para comprender mejor lo que son los ecosistemas naturales, damos un ejemplo de una isla totalmente aislada donde los humanos no han construido ni asentamientos, ni carreteras, ni ningún tipo de construcción.

Diríamos que es una “tierra virgen” o un ecosistema natural aquellas regiones donde las formas de vida que existen; las plantas, los animales, la flora, los microorganismos…etc, y los elementos físicos; las formaciones geológicas, los ríos, el agua o el medio ambiente atmosférico, no han tenido en ningún momento de la historia una intervención humana (Recuerde que el medio ambiente físico y los seres vivos están relacionados y se necesitan mutuamente para vivir).

De hecho, estas son áreas vírgenes perfectas para los estudios científicos ya que los humanos no han alterado “ni una sola piedra”.

Se podría pensar que esto es prácticamente imposible, pero la realidad es que la tierra es muy grande y hay vastas áreas de tierra, tanto grandes como pequeñas, tanto en tierra como bajo el mar que son prístinas y completamente naturales, que incluso los científicos nunca han explorado.

Tipos de ecosistemas naturales

Se pueden clasificar según las condiciones geográficas y climáticas. Esto nos permite clasificarlos en tres grandes grupos diferenciados: ecosistemas terrestres, acuáticos y mixtos.

  • Ecosistemas terrestres
  • Ecosistemas acuáticos
  • Ecosistemas mixtos

Otra cuestión importante es comprender que no sólo los ecosistemas naturales incluyen seres vivos (sin el hombre). Al igual que en el bioma, también los elementos físicos (montañas, ríos, praderas…etc) son un componente importante, incluyendo los fenómenos atmosféricos, las actividades y reacciones químicas que pueden ocurrir en el medio ambiente, los cambios y fenómenos físicos…etc.

Es decir, también abarca las interacciones entre lo que se denominan; factores abióticos y factores bióticos. Que en definitiva corresponde a las relaciones entre los seres vivos (animales, vegetación, flora, microorganismos vivos) con los entornos físicos (montañas, clima, variantes de suelo…etc)

Ejemplos de ecosistemas naturales

Dado que la Tierra es muy grande en superficie y tiene una gran variedad de entornos naturales, tenemos una importante variedad en ejemplos de ecosistemas naturales en bosques, en desiertos, en montañas, en el mar, en lagos, ríos… etc.

Un ejemplo de un ecosistema natural perfecto serían las famosas islas Azores o Galápagos, los arrecifes de coral del Caribe (Belice) o los bosques laminares de Alaska.

Existe una larga lista, en la que los más importantes o amenazados del mundo son declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO con la intención de conservarlos y en la que diferentes organizaciones internacionales, como la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), se encargan de protegerlos y vigilarlos.

Vídeos de Ecosistemas naturales