Saltar al contenido

Taiga

taiga
Taiga
El ecosistema terrestre de la taiga también se conoce como bosque de coníferas o bosque boreal porque la principal característica de este espectacular bioma terrestre son esas frondosas formaciones forestales en entornos de clima fresco. En este artículo revisaremos en profundidad las características del bioma de la taiga.

Ubicación geográfica de la Taiga

En la superficie de la Tierra podemos encontrar regiones al norte de Rusia, Europa, Canadá o Alaska. La taiga puede estar ubicada en la frontera con la tundra y la otra frontera con lo que se llama la estepa. Este bioma tan frondoso es exclusivo y podemos localizarlo en el hemisferio norte de la Tierra.

El clima de la taiga

Entre las características de la taiga, la más relevante es el clima de la taiga, ya que se encuentra justo en el borde de la tundra fría, pudiendo alcanzar temperaturas extremas en invierno como los 54 grados centígrados bajo cero, o en verano puede llegar a los 19 grados centígrados. Como regla y en general tienen una temperatura constante de 0 a 5 grados centígrados.

Las precipitaciones son relativamente bajas -entre 400 y 700 mm por año- en algunas zonas con un mínimo de 160 y en otras un máximo de 1000 mm, con una alta concentración de humedad, aunque, debido al frío, la descomposición orgánica es lenta.

Las nevadas se producen durante el invierno, con zonas que durarán todo el año debido a su altitud y al frío, y es principalmente en verano cuando se producen las precipitaciones.

Flora de la Taiga

Los bosques de la taiga son la mayor masa forestal del planeta donde las coníferas, abetos, abedules, pinos, etc., están densamente arbolados. Árboles que resisten muy bien las bajas temperaturas.

Las plantas y los árboles se han adaptado al clima a lo largo del tiempo, por ejemplo, las coníferas tienen hojas afiladas y contienen una cera que las protege de las heladas.

No hay mucha variedad de árboles. La mayoría de los árboles son coníferos, por lo que estas regiones se conocen como bosques de coníferas. Los árboles de coníferas se mantienen verdes durante todo el año, sin perder nunca sus hojas (siempre verdes).

Debido a que los árboles mantienen sus hojas todo el año, no hay nada que pueda mantener el suelo lleno de nutrientes. Esta es la principal razón por la que no encontraremos vegetación abundante.

La mayoría de los árboles son de color oscuro para absorber el calor del sol y utilizarlo para el proceso de la fotosíntesis. Son árboles de hoja perenne (como un cono invertido) que los protege para que la nieve no se almacene en las hojas y evita que las ramas se rompan por el peso.

En cuanto a las plantas de la taiga podemos encontrar diferentes líquenes y una gran variedad de musgos en la temporada de verano están en su máximo esplendor y algunas especies con flores.

Fauna de la taiga

Entre los animales de la taiga podemos encontrar el lobo, la comadreja, el alce, el zorro, el lince, el oso pardo, el gato salvaje, el conejo, las comadrejas, la ardilla o el ciervo entre otros.

En cuanto a las aves, sin duda el búho y el halcón son los más representativos, pero tenemos una representación variada ya que en verano hay muchos insectos y gusanos que sirven de sustento.

Debido a estas condiciones de frío en la temperatura y al clima riguroso, muchas especies animales en invierno migran a zonas y latitudes más cálidas que a su vez encuentran más alimento.

Paisaje de la Taiga

La superficie de la taiga es un paisaje muy pacífico, una atmósfera relajada y aparentemente deshabitada. Se podría decir que la imagen típica es un bosque de coníferas y en el fondo altas montañas nevadas.

Se caracterizan por grandes extensiones donde el árbol es el rey y el clima frío, es una atmósfera en contacto con la naturaleza y una calma absoluta.

Vídeos de la Taiga